por Jordí Mompó.

El Valencia Basket afronta del 15 a 18 de Febrero en Gran Canaria el torneo de la Copa del Rey 2018. El equipo llega a la cita en un gran momento de forma después de completar una semana perfecta tanto en Liga Endesa como en Euroliga.

Llegado a la fase final del torneo, la igualdad entre los equipos va a ser máxima y las diferencias en los partidos la van a marcar pequeños detalles. Cuando el talento y la táctica están equilibrados son otros aspectos los que decantan partidos. Los factores psicológicos.

¿Cómo debería prepararse psicológicamente el Valencia Basket para afrontar la Copa del Rey?

Primeramente el cuerpo técnico debe marcar los objetivos del equipo en la competición, que sean ambiciosos pero a la vez realistas. También es aconsejable prevenir las dificultades que se puedan presentar durante los partidos, anticipar posibles obstáculos y tener planeadas soluciones.

En este tipo de torneos cortos donde plantilla y equipo técnico conviven durante algunas semanas, la cohesión grupal es fundamental a la hora de conseguir las metas. Aprovechar las concentraciones para fomentar actividades de cooperación ayudará a mejorar el grado de motivación y compromiso.

En los llamados torneos del K.O., pueden aparecer estados emocionales negativos caracterizados por sentimientos de nerviosismo o tensión. Es la llamada ansiedad competitiva. Para combatirla, es necesario un trabajo psicológico combinando técnicas de control del pensamiento junto a técnicas de relajación y afrontamiento del estrés.

De cara a mejorar los puntos fuertes, es de vital importancia trabajar la autoconfianza. Promover una actitud positiva en torno al grupo, así como repasar las fortalezas del equipo, servirá para afianzarlas. Un jugador con un alto nivel de autoconfianza creerá en sus cualidades para conseguir sus propósitos.

Asimismo, de cara a afrontar la competición sería importante trabajar técnicas de relajación y visualización con los jugadores.

La visualización es un proceso mental que utiliza la imaginación y los sentidos para facilitar el aprendizaje o para mejorar el rendimiento. La relajación puede ser muy útil tanto para controlar el nivel de activación previo a la competición, como para generar sensación de tranquilidad y bienestar general.

Contar con la figura del psicólogo deportivo en el staff técnico se antoja primordial, ya que son numerosas las facetas a trabajar y en este caso el fin, justifica los medios. Aquellos equipos que estén mejor preparados mentalmente debido a una mejor preparación psicológica tendrán una sólida ventaja para ganar el torneo.