por Guillermo Sebastiá

Comenzó la liga para el Valencia en Mestalla en un partido en el que el cuadro valencianista no mostró su mejor cara, pero ni mucho menos se vio una imagen nefasta, en un partido más que correcto y trabajado desde la defensa para empezar sumando los tres puntos.

El conjunto de Marcelino comenzó el partido con un sistema 4-4-2 con el canterano Nacho Vidal y Jose Luis Gayà en los laterales, Ezequiel Garay y Ruben Vezo en el eje de la zaga. En la medular, Marcelino puso en escena al pivote formado por Parejo y Medrán, por bandas a Cancelo, que parece ser que fue su último partido con el equipo ya que entraría en la operación Kondogbia, y se marcharía cedido al Inter de Milán de Spaletti, y por la otra banda a Carlos Soler en una posición más orientada a la mediapunta. Por último, en la punta de ataque se situó la pareja formada por Simone Zaza y Rodrigo.

En los primeros compases del partido el conjunto valencianista se mostró impreciso en la circulación de balón, pero pasados los minutos el Valencia consiguió cuidar más la posesión de balón, hasta que en el minuto 21 llegaría la ocasión más clara de las botas de Rodrigo con un disparo que se marchó por encima del larguero. Un minuto después, en un contragolpe para el Valencia, Carlos Soler, que no estuvo muy acertado en el cómputo global del partido, recibió en banda y se la sirvió a Simone Zaza en la frontal del área, para que el italiano batiera a Chichizola con un disparo raso ajustado al palo. Diez minutos después se produjo una acción que condicionaría el partido, que fue la expulsión de Halilovic por una dura entrada a Gayà por la que vio una merecida tarjeta roja, pero ello no evitó que el conjunto insular dejase de intentar aproximarse al área ché, con algunas ocasiones en las que los locales supieron solventar con una gran seguridad defensiva. La última ocasión para el equipo de Marcelino se produciría antes del descanso con un zapatazo de Simone Zaza que se marchó alto. Con esto finalizaría el primer tiempo.

Después del descanso, a pesar de que Las Palmas estaba en el campo con un jugador menos, el Valencia no supo sacar ventaja de ello, y mostró una peor imagen que en el primer tiempo, a pesar de que gozó de dos claras ocasiones, la primera la tuvo Cancelo que pudiendo disparar a puerta, intentó ceder a Rodrigo, pero finalmente el balón acabó en las manos del portero rival. La otra ocasión más clara para los valencianistas tuvo lugar en el minuto 90, la cual se fraguó en un saque de esquina desde la banda derecha en el que Parejo centró el balón al punto de penalti y Santi Mina, con un poderoso remate de cabeza, estrelló el balón en el poste.

Con esto finalizaría el partido, en un encuentro en el que el Valencia no jugó su mejor partido pero supo sacar el encuentro adelante con esfuerzo y entrega por parte de los jugadores.

También hay que añadir que en palco de Mestalla se encontraban las dos nuevas adquisiciones del conjunto valencianista, Gabriel Paulista y Jeison Murillo que observaron el juego de su nuevo equipo, así como Peter Lim, máximo accionista del club.

Ficha técnica:

Valencia: Neto, Nacho Vidal, Garay, Vezo, Gayà, Parejo, Medrán (Nacho Gil, minuto 73), Carlos Soler (Maksimovic, minuto 88), Cancelo, Simone Zaza y Rodrigo (Santi Mina, minuto 78).

Las Palmas: Chichizola, David Simón (Míchel Macedo, minuto 84), Navarro, Bigas, Dani Castellano, Jonathan Viera, Vitolo, Lemos (Javi Castellano, minuto 78), Halilovic, Calleri y Tana (Araujo, minuto 78)

Amonestaciones: El colegiado Gil Manzano amonestó con tarjeta amarilla Gayà, Zaza, Parejo (Valencia), Navarro, Javi Castellano y Bigas (Las Palmas) y expulsó a Halilovic (Las Palmas) con tarjeta roja en el minuto 33

Goles: Simone Zaza (minuto 22)

 

Foto: Twitter (@valenciacf)